Propiedades de la Sal de Mar

PROPIEDADES DE LA SAL DE MAR

Nadie imagina todas las grandes diferencias que existen entre ambas sales. Una da vida la otra no.

Sal Marina que alimenta… 

«Es el mayor concentrado de minerales naturales. 

Es el mayor alimento que la naturaleza ha creado. 

En las exactas medidas, que lo requieren las células».

Carecemos de los minerales sin la sal marina.

Sin pensarlo, comemos nosotros, y toda nuestra familia, Sal Común,» solo 100% Sodio». Tan dañina a todos los órganos como ya sabemos. Aumenta la presión arterial…etc. Veamos… 
El mar se mueve ondularmente desde hace millones de años, desgastando todos los minerales, y piedras que existen en el planeta y esas partículas, están en suspensión en el agua del mar.  El hombre descubre que, evaporando el agua del mar queda la SAL MARINA. Esto lo realiza en zonas muy calientes y desérticas, canalizando el agua, hacia lugares para su natural evaporación. Al analizarla, verificamos que contiene casi en las mismas proporciones, casi idénticas que en el suero sanguíneo ,» todos los minerales que el organismo requiere». 

Aunque parezca mentira, esas proporciones son increíblemente parecidas o iguales. 

Si esto es así porque nos venden sal común? (nadie lo sabe porque, no es más cara, que la sal marina) 

Si consumiendo Sal Marina encuentro «todos » los minerales que mi cuerpo necesita porque nadie lo dice?    Tampoco lo sabe la gente y no es algo masificado. Lo importante es darlo a conocer, para que todos consuman la totalidad y casi al mismo precio. 

Algunos de los minerales que contiene la Sal Marina son: 

Azufre, boro, bromo, carbono, estroncio, magnesio, potasio, sodio, aluminio, bario, cesio, cobalto, flúor, fósforo, hierro, litio, manganeso, mercurio, molibdeno, níquel, nitrógeno, oro, plata, radio, rubidio, selenio, silicio, torio, uranio, vanadio, cinc, yodo, etc. 

Los músculos, al deshidratarse, pierden grandes cantidades de agua, y sales minerales. Creando un estado de cansancio y agotamiento físico, psíquico, emocional y mental. 
Hay malos funcionamientos internos, cuando faltan los minerales que se perdieron. 
Debemos reponerlos rápidamente, y con la Sal Común, nada llegara a las células. Solo Sodio puro.  La Sal Marina repone en instantes lo gastado. 

BENEFICIOS DE CONSUMIRLA A DIARIO 

1º Da energías a los músculos. 
2º Compensa los prejuicios de la mala alimentación. 
3º Disminuye la acidez gástrica. 
4º Estimula la circulación sanguínea, respiratoria, centros nerviosos, los riñones y las vías urinarias . 
5º Elimina los ácidos tóxicos, el láctico, el úrico. 
6º A las 3 semanas, hay una gran transmineralización y un enriquecimiento extraordinario de calcio, magnesio, flúor, etc. 
7º El magnesio, previene los trastornos del corazón. 
8º El flúor, fortifica los huesos, los dientes…etc. 
9º Tiene gran efecto bactericida y antibiótico. 
10º Produce un gran equilibrio electrolítico. 
11º Regula los excesos de Sodio y de Potasio. (bajando la propia presión arterial. Según estudios en España.) 
12º Evita las constipaciones. 
13º Es antialérgico. 
14º Estimula notablemente la cura de las heridas. Alivia la Psoríasis. Los procesos menstruales. El bocio. 
15º Combate el colesterol. La senilidad. Los cálculos biliares. 
16 Participan los minerales en la cura de todas las dolencias físicas 

Fuente: Natural Clinic

En Ñam Santiago 2015 también pudimos enterarnos de todos los beneficios que la sal de mar le brinda a nuestra salud y a nuestro patrimonio. ¡Conócelos en este artículo!

Estamos acostumbrados a tener un salero sobre la mesa para darle más sabor a nuestras comidas. Sin embargo, resulta inimaginable para muchos el utilizar otra sal que no sea la «de mina» o refinada, la misma que ocupamos para preparar cualquier platillo.

Pero sí, existe otra opción, una que es cien por ciento natural, mucho más sana y que, además, forma parte de nuestro patrimonio cultural y culinario: la sal del mar.

En el marco del Festival Latinoamericano de Cocina Ñam Santiago 2015, Luis Muñoz,  presidente de Sal de Mar y Turismo Pacífico Central SPA, y Rocío Alvarado, chef instructora de pastelería, llegaron al Centro Cultural Gabriela Mistral el pasado jueves para dar a conocer este producto nacional que -a diferencia de lo que muchos piensan- también puede estar en nuestras cocinas.

Muñoz, quien actualmente se encuentra  trabajando para mantener y sacar adelante esta actividad que ya suma más de 400 años de tradición, señaló:

La sal de mar es completamente natural. En su proceso de elaboración participa el hombre y la naturaleza, es decir, el mar y el sol. No contiene aditivos ni químicos, todo se logra sólo  por la evaporación y decantación de cristales. Tiene contacto con la arcilla, que le aporta los coloides al entrar en contacto con esta. Tiene muchos más minerales que la sal de mina».

Un oficio que no puede perderse

El ser salinero es un oficio ancestral. Como explicó Muñoz durante su ponencia, el oficio de los salineros se ha transmitido de generación en generación, y consiste en un complejo proceso que se realiza en los cuarteles, donde desde octubre se empiezan a limpiar del agua dulce para que luego llegue el agua de mar que trae la sal.

Para llevarlo a cabo, cerca de 80 personas se dedican a trabajarlo en Cahuil y Lo Valdivia, Sexta Región, lo que da como resultado un producto único, que incluso cuenta con Sello de Origen. Sin embargo, aún hace falta que esta actividad sea completamente rentable, para que así nuevas generaciones vean en ella una oportunidad para vivir y, de paso, mantener este oficio tradicional.

Producto nacional, sano y delicioso

Al ser una sal más gruesa, no puede ponerse en un salero, sino que debe estar en un pocillo; algo a lo que quizás no estamos acostumbrados, pero que, tal como señaló la chef Rocío Alvarado, se trata sólo de una cuestión de hábitos.

Además, esta sal extraída del agua salada es mucho más sabrosa y ofrece una variedad de beneficios para nuestra salud que probablemente ni imaginamos. «La sal de mar está en contacto con metales, arcillas, algas y diversos organismos vivos, lo que le da un mejor sabor y diferentes propiedades», explicó Alvarado.

Y es que la sal de mar tiene entre sus propiedades diferentes oligoelementos, como por ejemplo, el flúor, zinc, magnesio, entre otros, los que nuestro cuerpo no es capaz de producir, a pesar de  ser esenciales para vivir sanos. Asimismo, tiene menos yodo que la sal de mesa y no es refinada, por lo que su consumo moderado siempre será positivo para nuestra salud.

Para finalizar la presentación, la chef fue clara:

Quiero que asumamos este compromiso, que no dejemos que esté oficio desaparezca. Aquí se vinculan dos patrimonios, el oficio de los salineros como patrimonio cultural, y la sal de mar como patrimonio culinario. Asuman este compromiso conmigo, yo desde la vereda profesional y ustedes desde la vereda de consumidores».

Ahora ya lo sabes: tenemos un producto nacional y que se obtiene gracias a un complejo oficio tradicional que ya forma parte de la cultura chilena. No dejemos que esta parte de nuestra historia quede en el olvido ni mucho menos desaprovechemos nuestros recursos naturales.

La sal de mar puede ser buena para nuestra salud y, lo mejor de todo, es que forma parte de nuestro patrimonio; un patrimonio que hoy más que nunca debemos proteger.

Fuente: ÑAM SANTIAGO